Palabras del Embajador de Estados Unidos de América, Anthony Wayne en la celebración del Día mundial de la Propiedad Intelectual
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

México, DF, 21 de abril de 2015

 

Buenas tardes a todos y bienvenidos a la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual. Antes que nada, me gustaría aprovechar esta oportunidad para agradecer a los coorganizadores del evento, al Maestro Armando Manzanero, presidente honorario de la Coalición por el Acceso Legal a la Cultura; Motion Picture Association; Asociación Protectora de Cine y Música; Sociedad de Autores y Compositores de México; Asociación Mexicana para la protección de la Propiedad Intelectual, y la Cámara de Comercio de los Estados Unidos. 

 

 

En los meses de abril de cada año, el Día Mundial de la Propiedad Intelectual se pone a la vanguardia este tema, con el fin de fomentar reflexiones sobre el papel que desempeña la propiedad intelectual en el fomento de la innovación y la creatividad.  

 

 

El tema de este año, “Despierta y lucha por la Música”, tiene un significado muy especial para mí porque soy un fanático de la música y tengo mi iPod lleno de canciones de mis artistas favoritos, incluyendo a Santana, Queen, a los Rolling Stones, a Nickelback, a Coldplay, a Katy Perry y a One Republic.

 

 

La música tiene el poder de reunir a todas las razas, religiones y clases sociales detrás de ritmos y letras de canciones que no podemos parar de escuchar. El gran Dick Clark acuñó la frase: “La música es la banda sonora de tu vida.” 

 

 

Esta declaración no podría ser más cierta, ya que todos y cada uno de nosotros podemos recordar la música que asociamos con acontecimientos importantes en nuestras vidas como: el primer beso, la fiesta de quince años, nuestra graduación, boda o el nacimiento de un niño. La música también ha servido como una poderosa voz para aquellas comunidades  que han sido marginadas política, social y económicamente. El tema del Día Mundial de la Propiedad Intelectual de este año, toma prestado la letra de una de las canciones de una de las figuras más emblemáticas y revolucionarias de la música, Robert "Bob" Néstor Marley. 

 

 

La música de Bob  Marley aboga por el cambio social y al mismo tiempo permite a los oyentes ¡olvidar sus problemas y bailar!  El legado de Bob Marley, se erige como ejemplo de cómo la música puede transmitir poderosos e inspiradores mensajes  que pueden ser importantes para todas las generaciones. Bob  Marley tiene legiones de fans en todo el mundo, incluyendo  al presidente Obama, quien visitó el museo de Bob Marley en su reciente viaje a Kingston, Jamaica hace dos semanas.

 

 

Bob  Marley es también un gigante comercial que ha vendido más de 75 millones de álbumes y se clasificó en el quinto lugar en la lista “De los mayores ingresos de celebridades muertas” que publicó la revista Forbes en el año 2014,  registrando $ 2 millones de dólares en ganancias. Esto no sería posible sin leyes sólidas de propiedad intelectual que permitan que los artistas y autores compartan sus obras con el mundo a cambio de una remuneración razonable. Cada año durante el Día Mundial de la Propiedad Intelectual, nos tomamos un momento para centrar nuestra atención en el significado histórico y la importancia continua de este tema. El cual es esencial para la salud de la economía mundial. 

 

 

Damos la bienvenida a la oportunidad de una mayor difusión al público sobre el valor que la propiedad intelectual tiene. También queremos subrayar que los sistemas sólidos de propiedad intelectual tienden a fomentar la creatividad y el progreso en las artes y las ciencias. Los derechos de propiedad intelectual son una moneda global que genera valor para productos y servicios, en beneficio de sus autores en todos los mercados. Por ejemplo, en los Estados Unidos, las principales industrias de derechos de autor:

 

 

• generaron más de $ 1 billón de dólares (1,000,000,000,000.00) en valor a la economía de los Estados Unidos en tan sólo año, lo que representa casi el 6.5% del total del PIB de los Estados Unidos;

 

• emplearon cerca de 5.4 millones de trabajadores estadounidenses con empleos bien remunerados, los cuales promedian salarios 33% más altos que el resto de los salarios de la fuerza laboral;

 

• representaron $ 142 mil millones en ventas al exterior y exportaciones, mucho más que otros sectores como el aeroespacial, agrícola, alimentario y de productos farmacéuticos.

 

 

La protección que otorgan las leyes de propiedad intelectual ayudará a que futuros autores o creadores puedan escribir el próximo capítulo en el avance tecnológico mundial. En la industria musical, las tecnologías innovadoras han cambiado la forma en que consumimos música. En la época del vinilo (LPs), mi colección de discos estaba colocada en contra de la pared de una habitación de tamaño considerable. Con la llegada de la música en formato digital, decenas de miles de canciones se pueden almacenar en un dispositivo del tamaño de una baraja de cartas.

 

 

Los creadores continúan mejorando la forma en que la música se entrega a los consumidores. 

 

Los servicios de suscripción como Spotify están ahora en el corazón del portafolio de los negocios de la industria musical, lo que representa 23% del mercado digital y genera $ 1.6 mil millones de dólares en ingresos comerciales. La industria ve un potencial importante en el crecimiento del sector de suscripciones, con nuevos servicios que están avanzando en el año 2015, liderados por tres grandes actores globales: Music Key de YouTube, TIDAL de Jay Z y el esperado servicio de suscripción de Apple. 

 

 

Sin embargo, cuando los entornos donde la protección y la observancia de la propiedad intelectual son débiles, nos puede llevar a la imprevisibilidad y al debilitamiento del vibrante crecimiento económico de estos servicios innovadores.

 

 

El Internet plantea retos particulares tanto para los titulares de los derechos, que tratan de proteger su propiedad intelectual, como para las autoridades gubernamentales, cuya responsabilidad es vigilar que se respeten los derechos de propiedad intelectual. 

 

 

En lo que respecta a la industria musical, el paradigma ha cambiado– los falsificadores y piratas ya no dependen exclusivamente de la venta de bienes físicos como CDs y DVDs como su principal fuente de ingresos. Hoy en día, éstos criminales dependen de vastas redes multinacionales que han incorporado las  últimas tecnologías, como el intercambio de archivos digitales, la nube, la red de pares y sitios ilegales de streaming  donde roban las creaciones de sus autores o dueños. Las mismas tecnologías legítimas utilizadas en la entrega de música que han sido aplaudidas por los consumidores, pueden ser también utilizadas y explotadas por los delincuentes, a costa de los artistas. Por ejemplo, un pirata puede cargar todo el catálogo de música de calidad digital de “Juan Gabriel” “Luis Miguel” o “Maná” y venderlo en la calle por un monto menor de su costo real.  Es primordial que los gobiernos promulguen políticas sólidas para hacer frente a este nuevo paradigma.

 

 

Sin duda alguna, la música es la banda sonora de nuestras vidas. Los artistas, músicos, productores, ingenieros, personal A & R, “roadies”, los grupos callejeros y un sin número de personas que ayudan a convertir una idea en discos de oro y platino - cada uno aporta su chispa de creatividad y su ingenio innovador a la banda sonora. 

 

 

Es por esto, que hoy debemos celebrar continuamente la música y sus raíces- la propiedad intelectual.

 

 

¡Feliz Día Mundial de la Propiedad Intelectual para todos!

© 2020 Coalición por el Acceso Legal a la Cultura

José María Velasco 59, 4to piso,

San José Insurgentes, Benito Juárez, CDMX

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter